miércoles, 19 de febrero de 2020

SIL celebrates International Mother Language Day 2020



DIA INTERNACIONAL DE LA LENGUA MATERNA

La libertad para utilizar los idiomas que más valoran, particularmente la lengua materna, permite a las personas construir bases sólidas para prosperar física, emocional y espiritualmente.

En este Día Internacional de la Lengua Materna, nos unimos a las comunidades de todo el mundo para celebrar el poder de los idiomas locales para impulsar el cambio y convertirse en un puente hacia mayores oportunidades.
Video en inglés con subtítulos (CC) disponibles en francés, español, e inglés.
Al ver el video colocar en configuracion subtitulo en Español

Vivir sin prejuicios. “Ven a ver” ¡Vas a ver aun cosas más grandes que estas!

Vivir sin prejuicios “Ven a ver” ¡Vas a ver aun cosas más grandes que estas!, Jn 1:43-51 Felipe aparece en la escritura como aquel que busco a Natanael. Le dijo: “Hemos encontrado a Jesús de Nazaret, el hijo de José, aquel de quien escribió Moisés en la ley, y de quien escribieron los profetas”, Jn 1:45. Natanael responde como una persona prejuiciosa “¡De Nazaret!, ¿Acaso de allí puede salir algo bueno?”. Tenía dificultades para aceptar la propuesta. Nazaret era un pueblo sin importancia por su pequeñez y señalado en la ruta de las caravanas, lugar impuro, mezcla de gente y costumbres. La periferia genera duda, desconfianza, riesgo e inseguridad. Quizás, algunas veces nos parecemos a Natanael. No estamos abiertos a otros y colocamos a las personas en determinadas categorías, como Natanael en principio lo hacía con Jesús. Jesús confronto a Natanael a tener una visión más amplia: “Ven a ver”. Jesús cuestiona nuestros valores, confesiones y creencias. Natanael tuvo un encuentro con el Señor. Era una persona que buscaba con sinceridad y honestidad a Dios. Estuvo abierto a lo que Jesús podría hacer en su vida y supero el prejuicio. Dios seguirá cuestionando nuestro seguimiento porque no es el final del camino. Todo tiempo es oportuno para ver algo más grande. Vivamos la sorpresa y esperanza. La invitación está presente: “Ven a ver”. Miremos a Jesús con los ojos de la fe y tengamos esta experiencia que nos lleva a vivir lo sobrenatural. ¿Solemos tener prejuicios? ¿Sobre qué cosas y personas? ¿Cómo podemos superarlos? ¿En qué manera Dios cuestiona nuestro seguimiento y nos confronta? ¿Qué significa estar abierto a ver cosas mayores que vienen de Dios? Carlos Scott

lunes, 17 de febrero de 2020

Una persona basada en la verdad

Una persona basada en la verdad, Jn 1:47 Jesús cuando se encontró con Natanael lo definió como “un verdadero israelita en quien no hay falsedad”. La cara contrapuesta es encontrarnos con personas que engañan y mienten, Jn 2:23-25. ¿Cómo definimos a los que engañan y son mentirosos? El salmo doce nos habla de personas de labios lisonjeros, que no han sido fieles y sinceros. Gente que vive con doblez y mentira, Sal 12:1-2. Por lo general son personas que dicen una cosa con su mente y sus labios, pero en su corazón tienen otra cosa. Son aquellas personas que tienen un discurso oficial pero no real. Según las circunstancias, la palabra puede jugar determinado papel para engañar al prójimo. La palabra de los mentirosos inventa y deforma la realidad. Muchos tienen un poder de confusión. Con la mentira nos engañamos a nosotros mismos y al prójimo. ¿Qué significa vivir con sinceridad y sin falsedad? La palabra de Dios nos invita a conocer la verdad, seguirla, permanecer y enamorarnos de la misma. Jesús nos dice: “Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres”, Jn 8:31-32. ¿Cómo vencer la oscuridad y la mentira? Tiene un precio vivir en la verdad y la luz. Es dejar que la palabra de Dios y su espíritu nos examinen, nos descubra y muestre quienes somos. Una de nuestras barreras para vencer la oscuridad y andar en la verdad es el miedo. Cuando nos acercamos a la luz y la verdad no debemos tener miedo. El hecho que nuestras malas obras se descubran delante de Dios es para salvarnos y sanarnos. Para vencer el miedo es necesario tener coraje y ser valientes. La invitación es acercarnos al amor, la luz y la verdad. Jesucristo es la verdad y la luz del mundo, Jn 8:12,14:6. Nosotros al igual que Natanael somos desafiados por el Señor, Jn 1:50; para estar en su seguimiento y vivir con integridad. Tal vez Jesús nos diga: “Aquí tienen a una verdadera persona, en quien no hay falsedad”. Que Dios nos ayude en esto. ¿Cuáles son mis temores y miedos para acercarme a la luz y la verdad? ¿Cuáles son los temas personales que debo confrontar y solucionar? ¿Qué implicancia tiene ser una persona veraz? ¿Cómo definimos la integridad? Carlos Scott

sábado, 15 de febrero de 2020

“¿Qué buscan? Vengan a ver”

“¿Qué buscan? Vengan a ver”, Jn 1:35-39 "Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunto: ¿Qué buscan?", Jn 1:37-38. Jesús nos confronta y siempre es un buen momento para preguntarnos y pensar, ¿Qué es lo que buscamos de Jesús?. El Señor cuestiona a los que les siguen y nos desafía “Vengan a ver”, Jn 1:39. “Vengan a ver” es la gran invitación de Jesús. Nos desafía a profundizar nuestro compromiso y continuar un proceso de fe. No siempre buscamos a Jesús por motivos desinteresados, pero Jesús nos quiere llevar más allá. Es camino e invitación. La única manera de conocerle es ir por dónde Jesús camina. Suele desacomodarnos para quitar nuestras ambiciones egoístas. Es directo y nos quiere llevar a pensar en los demás, trabajar a favor de la justicia, la misericordia y la paz. Nos invita a seguirle y busca una transformación en nosotros. Jesús es imprevisible en sus exigencias. “El no soporta nuestra tienda angosta, de siempre. La quiere diferente, más espaciosa, más variada”, Is 54:2-3. Estar en el seguimiento de Jesús es un proceso que comienza y nunca acaba. La invitación de Jesús es seguir para poder ver, y no ver para poder seguir. “Vengan a ver” significa pasar tiempo con El. Nos ofrece la oportunidad de acercarnos y conocerle más profundamente. Es permanecer en sus enseñanzas, Jn 8:31; y unirnos a su misión, Jn 20:21. Esto cambia nuestra historia y cambia la historia. “Aceptemos por tanto nuestro camino. Que es siempre un camino incomodo, lleno de dificultades y de sorpresas. Saber caminar a oscuras, saber correr el riesgo, saber gustar la aventura cristiana en todo su maravilloso dramatismo” ¿Cuáles son nuestros sueños y proyectos? ¿En que deseamos invertir nuestra vida? Carlos Scott

viernes, 14 de febrero de 2020

Encontrando nuestra identidad

Encontrando nuestra identidad Cuando leemos algunos relatos sobre Juan el Bautista nos damos cuenta que no tenía un puesto institucional. Los dirigentes y líderes religiosos solían verse amenazados si surgía algún tipo de competencia. La situación de Juan el Bautista por la falta de respaldo institucional era precaria, pero “toda la gente de la región de Judea y de la ciudad de Jerusalén acudía a él". No por esto perdió el sentido u orientación de su identidad. El ejemplo de Juan el Bautista es su servicio humilde, generoso y desinteresado. Esto nos impacta y Jesús habla de Juan como el más grande de los profetas, Mt 11:7-15. Cuando Jesús fue a ser bautizado por Juan, este último trato de disuadirlo: “Yo soy el que necesita ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?”, Mt 3:14. Jesús como Juan nos muestra el ejemplo de la humildad. Jesús se hizo bautizar por Juan y se solidarizó con las multitudes. Jesús se presenta no separado de los otros, sino en la hilera de los pecadores sin ser pecador, Is 53:12, 2 Co 5:21. Jesús y Juan no sacaron provecho de su posición. La plenitud del Espíritu de Dios se manifiesta en la humildad, la solidaridad con el Pueblo de Dios y la entrega total a la causa del Reino de Dios. Juan el Bautista no se amargo por no tener el papel principal en la película. Se alegró de ocupar su rol y en este caso dejo sus pretensiones teniendo una perspectiva adecuada de sí mismo. Juan alegremente le da el lugar a Jesús, Jn 1:35-37. “La verdadera persona religiosa es ‘uno que cede el puesto’. Es decir el verdadero testigo no es nunca pesado, asfixiante, absorbente, sino que hace sitio a los demás. Cede el puesto al otro. Concede espacio a la libertad de los otros… El testigo auténtico es uno que sabe desaparecer en el momento justo, para dejar libre el campo a los verdaderos e insustituibles protagonistas del encuentro… paga el precio quizás mas difícil: el marcharse de puntillas, para no molestar, sin esperar siquiera un gesto de saludo, o una invitación a la fiesta” En nuestro mundo y contexto es clave en todo tiempo comprender cuál es el tiempo de la acción y el tiempo de la salida. Podría ser muy perjudicial si nos retrasamos. Se trata de que aprendamos esta lección, el coraje de decir “No soy yo” ¿Qué entiendo cuando se habla de hacer y dar el lugar a otros? ¿Qué significa ser humilde, generoso y desinteresado? ¿Qué implicancias tiene? Carlos Scott

jueves, 13 de febrero de 2020

¿Cómo te ves a ti mismo?

¿Cómo te ves a ti mismo? “Este es el testimonio de Juan cuando los judíos de Jerusalén enviaron sacerdotes y levitas a preguntarle quien era. No se negó a declararlo sino que confeso con franqueza: Yo no soy el Cristo” (Jn 1:19-20) ¿Por qué los judíos enviaron a preguntarle a Juan acerca de su identidad? Para los judíos Juan representaba un enigma, nadie lo conocía, venia del desierto. Su aparición repentina exigía una explicación. ¿Quién eres tú? Fue categórico y su primera respuesta fue: “Yo no soy el Cristo”. “¿Quién eres entonces? –le preguntaron-. ¿Acaso eres Elías? No lo soy. ¿Eres el profeta? No lo soy... ¡Tenemos que llevar una respuesta a los que nos enviaron! ¿Cómo te ves a ti mismo?”(Jn 1:21-22). Juan se veía como una voz que llamaba al pueblo a preparar el camino del Señor. Nada más que una voz (Is 40:3). Lo importante era su función (Jn 1:6-8). Reconocía y hablaba que solo el Mesías es quien toca y cambia las vidas. Se veía como un instrumento y siervo de Dios. “No era la luz, sino que vino para dar testimonio de la luz”. Daba testimonio de Jesús y anuncio su presencia. “Cualquier grandeza que poseyera provenía de la grandeza de Aquel cuya venida anunciaba” (Jn 3:27). Juan buscaba la sencillez. No buscaba gloria, poder o una posición elevada. No se creía el único o el más importante. Entendía que la gente le pertenecía a Dios. No son las instituciones, nuestros métodos y programas los que cambian a las personas. Con su vida señalaba a Jesucristo. A su vez se veía a sí mismo, como más bajo que un esclavo. “Yo no soy digno ni siquiera de desatarle la correa de las sandalias” (Jn1:27). “Tener en claro nuestra identidad es el principio de un ministerio sano”. ¿Conozco cuál es mi identidad?, ¿Cuáles son mis motivaciones en el servicio cristiano? ¿Cómo te ves a ti mismo? Carlos Scott

martes, 11 de febrero de 2020

Nadie puede parar a Jesús

Nadie puede parar a Jesús. “El evangelio, si se mira bien no es otra cosa que un largo y continuo caminar. Caminan Jose y María primero de Nazaret a Belén, luego, de Belén a Egipto, mas tarde de Egipto a Nazaret. Camina Jesús por todos los caminos empolvados de Palestina. Y a sus discípulos les manda: Id y predicad el evangelio. Intentaron frenar su paso para siempre clavándolo en una cruz y sellando su sepulcro. Y se lo encuentran poco después, caminando entre dos de sus discípulos en el camino a Emaus. Sus discípulos querían sujetarle en Palestina con la excusa de que era Judío, y luego le ven en Antioquia, en Alejandría, en Atenas, en Roma. Pretendieron darle la ciudadanía romana, y se marcha mucho más allá, con los bárbaros. Le construyen basílicas estupendas de mármol, y acepta la hospitalidad humilde que le ofrecen los de las orillas del Mosela, del Rin o del Danubio. Le fijaron como límite el Mediterráneo, y atraviesa el Atlántico. La cultura griega trato de hacer científico la paradoja de su evangelio y Él se goza en deletrearlo con los nuevos pueblos. El Feudalismo le ofreció sus castillos y Él se fue habitar con los siervos más humildes Los nobles pensaron que podrían apresarlo para siempre en sus salones dorados, entre santos y Ángeles, bajo las bóvedas de sus iglesias barrocas, pero Jesús siguió caminando. La gente de nuestros días dice que el mercado manda y nos postramos ante sus leyes e ídolos pero a Jesús no se le puede sobornar y detener. ¿Porque? Porque tierras lejanas esperan su enseñanza. Entonces Jesús camina. Siempre va más allá. Jesús nunca se dejará aprisionar por nuestros pobres esquemas, nunca entrara en la pobre jaula de nuestras fórmulas y proyectos. Si en nuestra iglesia o en nuestra misión de creyentes hay puertas o ventanas cerradas, tengamos en cuenta que El se ira. Porque necesita respirar aire puro. Y le gusta caminar”

lunes, 10 de febrero de 2020

Oramos por un movimiento de plantación de iglesias en el idioma del corazón del Pueblo Vasco

“Eskerrik asko, Jauna!” Diferentes iglesias evangélicas del País Vasco celebran el primer culto conjunto íntegramente El de “histórico” ha sido el adjetivo que más repetían los asistentes al culto que este sábado ha acogido la Iglesia Evangélica Bautista de Vizcaya, en el barrio bilbaíno de Sarriko. La peculiaridad del encuentro, que se trataba del primer culto conjunto celebrado íntegramente en euskera. Iglesias de diferentes denominaciones y de las demarcaciones de Vizcaya y Guipúzcoa se han reunido para el acontecimiento, organizado y promovido por la comunidad de Sarriko y su pastor, Eduardo Rodríguez, que, según explica, la iniciativa corresponde con la visión de lo que el Espíritu Santo puede hacer en medio de un pueblo que solamente ha escuchado su lengua autóctona en las parroquias católicas de los pueblos. En este sentido, Rodríguez también dice que la idea es darle continuidad al proyecto. “Esto es histórico. Esperemos que no sea historia”, repetía uno de los asistentes. El culto se ha estructurado a partir de diferentes elementos, como un tiempo de alabanza con acordeón y voces, un testimonio personal y la lectura de diferentes textos bíblicos, como Génesis 12:1-5, Juan 1:9-14 y Apocalipsis 5:5-14. También ha habido espacio para oraciones libres, en las que los asistentes han repetido una y otra vez “eskerrik asko, Jauna” (muchas gracias, Señor), y una predicación con servicio de clase bíblica para los niños. El encuentro ha acabado con un aperitivo como momento de comunión. “Si no crees en tu pueblo, si no lo amas, ¿vas a sufrir con tu pueblo?” La emotividad de un culto que hace poco más de 40 años habría sido probablemente prohibido, se ha reflejado en las oraciones de los asistentes, que han remarcado el peso de la historia sobre la comunidad evangélica vasca, como parte del resto del pueblo, a lo largo del desarrollo de las últimas décadas. También se ha hecho énfasis en esta cuestión durante la predicación, a cargo del pastor argentino afincado en el País Vasco, Daniel Scott, y cuyo mensaje ha sido traducido al español de manera simultánea para los asistentes que no entendían el idioma. Daniel Scott fue el encargado de la predicación, y también hizo alusión al carácter histórico del encuentro. Scott ha comenzado hablando de la distorsión de la imagen de Dios por parte de la sociedad y ha hecho referencia al cuadro que presentan los primeros versículos del evangelio de Juan. En una clara alusión a la historia contemporánea del País Vasco, el predicador ha señalado que “Jesús fue una víctima del sistema, como nosotros”, y también ha destacado su carácter de nómada diciendo que no se le puede limitar en un pueblo, sino que va de un lugar a otro. “Jesús es incontrolable”, ha dicho. “Si no crees en tu pueblo, si no lo amas, ¿vas a sufrir por tu pueblo? Con la gracia, Jesús nos da amnistía”, ha concluido.

domingo, 9 de febrero de 2020

"VAMONOS DE AQUI"

"VAMONOS DE AQUI" Jesús enseñaba pero no se detenía ahí. Liberaba a las personas de los demonios y las sanaba como fue el caso de la suegra de Simón y muchos mas que padecían de diversas enfermedades (Mc 1:30-34). El evangelio de Marcos nos relata que muy de madrugada cuando todavía estaba oscuro se iba a un lugar solitario para orar. Simón y sus compañeros salieron a buscarlo y le dijeron “Todo el mundo te busca. Jesús respondió: Vámonos de aquí a otras aldeas cercanas donde pueda predicar, para esto he venido” (Mc 1:35-39). Jesús no se centro en formar una mega estructura religiosa sino en recorrer toda Galilea predicando y expulsando demonios. El Señor “no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan” (2 P 3:9). Nada ni nadie puede detenerlo. Nadie puede parar a Jesús. Jesús se define como el camino y nos espera en otra parte. Se traslada de un lugar a otro sin tener domicilio fijo. Sabe caminar a oscuras, corre riesgos y disfruta la aventura. Estar con Cristo significa movernos con Él y aceptar el riesgo del camino. El evangelio tiene que ver con el creer en Cristo, el Hijo de Dios y el creer en Cristo tiene que ver con saber vivir. Es difícil conocerlo si nos mantenemos distantes. Es cómodo hablar de una geografía donde nunca pusimos los pies. Al Señor le encontramos cuando nos unimos con Él. Se nos llama a ser buscadores de Dios pero no podemos privatizarlo o domesticarlo. La pregunta final es ¿dónde nos lleva? Jesús nos invita a seguir su caminar hacia las tierras lejanas y nos espera en la próxima parada de nuestro futuro. ¿Cuál es el horizonte de Jesús? ¿Cuál es el nuestro? Carlos Scott

viernes, 7 de febrero de 2020

¿Por qué algunos se escandalizaban de Jesús?

La identidad de Jesús puede ser conflictiva. ¿Por qué algunos se escandalizaban de Jesús?, Mr. 6:1-6, Lc 4:14-30 Jesús aparece enseñando en la Sinagoga de Nazaret. “Se levantó para hacer la lectura, y le entregaron el libro del profeta Isaías. Al desenrollarlo, encontró el lugar donde está escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a pregonar el año favorable del Señor…” y el comenzó a hablarles: “Hoy se cumple está escritura en presencia de ustedes” “Todos dieron su aprobación por las hermosas palabras que salían de su boca…” (Lc 4:16-22). Pero el relato termina que “Al oír esto, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron” (Lc 4:28). ¿Qué fue lo que pasó? Entre medio de la admiración y la furia posterior les contó dos historias. Historias que tenían que ver sobre el propósito de Dios para todos los pueblos y etnias. Les recordó que “en tiempos de Elías, cuando el cielo se cerró por tres años y medio, de manera que hubo una gran hambre en toda la tierra, muchas viudas vivían en Israel. Sin embargo, no fue enviado a las viudas de Israel sino a una viuda en Sarepta en los alrededores de Sidón y seguidamente les comparte que “había en Israel muchos enfermos de lepra en tiempos del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue sanado, sino Naamán el sirio” (Lc. 4:25-27). Jesús tiene una visión clara y un corazón abierto para todas las personas, para todos los pueblos y todas las etnias. Jesús los confronta con su etnocentrismo, egoísmo y falta de amor. El evangelio cuestiona nuestros valores en lo que respecta a nuestras relaciones sociales con las personas y todos los pueblos. Muchos se escandalizaban de Jesús porque no podían aceptar un amor demasiado amplio. Jesús sigue caminando por los pueblos y etnias del mundo. El mensaje de los evangelios es que los seguidores de Jesús tenemos la misma misión y el mismo destino. Es de alcance universal e integral. Jesús es nuestro camino y el buen pastor que da su vida por las ovejas. Es la puerta abierta que nos invita a movernos con entera libertad y hallar pastos. Es nuestra luz y la vida en abundancia. Nos abraza supliendo la necesidad en medio de la tarea misionera porque Él tiene toda la autoridad sobre el cielo y la tierra. Es la verdad, nuestra paz y promete estar con nosotros todos los días hasta el fin. Jesús pregunta “¿Qué buscan?” Y nos invita: “Vengan a ver” (Jn 1:38-39). Nuestra alegría es llegar a ser como él. ¿Quién es Jesús para mí? ¿Qué implica estar en el seguimiento de Jesucristo? ¿Solemos tener un amor amplio para todos? ¿Cuál es nuestra herencia y destino? Carlos Scott


jueves, 6 de febrero de 2020

¿Cómo se explican estos milagros que vienen de su mano?” (Mc 6:2)

¿Cómo se explican estos milagros que vienen de su mano?” (Mc 6:2) La identidad de Jesús puede ser conflictiva. ¿Por qué algunos se escandalizaban de Jesús?. Los contemporáneos de Nazaret se preguntaban “¿Cómo se explican estos milagros que vienen de su mano?” (Mc 6:2) y no podían concebir que un carpintero, “el hijo de María” llegara a realizar milagros (Mc 6:2-3). Parece que la gente de esa comunidad no podía concebir el origen humilde de Jesús. Un Jesús que es artesano y está lejos del prestigio y el poder. En Nazaret no pudo hacer ningún milagro “y él se quedó asombrado por la incredulidad de ellos” (Mc 6:5-6). Solamente sanó a unos pocos enfermos al imponerle las manos. “El ministerio de sanidad tiene que ser muy superficial donde hay incredulidad, incapaz de enfrentar los problemas álgidos que sufren las personas en nuestra sociedad” y el mundo. El evangelio de Juan es revelador cuando nos dice “El que era la luz ya estaba en el mundo, y el mundo fue creado por medio de él, pero el mundo no le reconoció” (Jn 1:10) Jesús no llego a esta tierra en helicóptero, tampoco en un jet privado, no anduvo con un traje de seda blanco respaldado por las grandes firmas comerciales y tampoco caminaba a 10 metros de altura haciendo alarde de su poder. La identidad de Jesús es conflictiva para muchos. Corremos el riesgo de olvidarnos del “Jesús carpintero, el otro lado del Jesús Hijo de Dios” . Dios en la persona de Jesucristo se hace hombre, elige la periferia, una provincia pobre, un hogar humilde y camina por las aldeas y pueblos sirviendo a la gente. Jesús no uso su divinidad para hacer ostentación de su poder (Fil. 2:5-8). El evangelio nos sorprende cuando dice que el mundo no le reconoció, porque a Jesús solo se lo puede ver con los ojos de la Fe. ¿Con que ojos miramos a Jesús? ¿Cómo debería ser nuestro modelo o estilo de servicio? ¿Cómo encarnamos el evangelio? ¿Qué es lo que buscamos de Jesús? Carlos Scott

miércoles, 5 de febrero de 2020

AQUÍ ESTOY

AQUÍ ESTOY " No pongas tu mano sobre el muchacho...", Gn 22:12 Abraham esta decidido a ofrecer a su hijo Isaac para ser sacrificado y pasar uno de los momentos mas dolorosos. En medio de la prueba y el silencio de Dios, decide seguir adelante, levanta el altar para adorar y reconocer a Dios. Dios puede ponernos a prueba para ver si hay algo más fuerte que él mismo en nuestro corazón. Él quiere saber quién tiene la preminencia y qué cosas pueden estar compitiendo con su amor o si nuestro corazón ha sido capturado con algo que impide obedecerle. Dios se hizo presente en la vida de Abraham y la fe sostuvo la situación: “El ángel del Señor le gritó desde el cielo: ¡Abraham!, ¡Abraham!, aquí estoy respondió. No pongas tu mano sobre el muchacho… alzó la vista y, en un matorral, vio a un carnero…lo ofreció como holocausto. A este sitio lo llamó: “El Señor provee”. Hay un final feliz pero no siempre esto sucede en la vida. Lo que sí sucede, es que siempre Él está presente en toda situación para cumplir sus propósitos y darnos fortaleza. El silencio y la prueba viene primero, pero todo es preparado para la Gloria de Dios y su bendición. El silencio en la vida de Abraham culminó con un tiempo de alegría, esto sucede cuando escuchamos la voz de Dios. Somos llamados a creer, confiar y aferrarnos al propósito de nuestro buen Dios para bendecir a todas las familias de la tierra y ver su gran victoria. Dios tiene planes para establecer su Reino, salvar y bendecir al mundo y nos invita a salir de donde estamos. Nos promete mucho y se espera mucho de aquellos a quienes se les dice: “Vayan" ¿Hay algo en nuestras propias vidas que está compitiendo con Dios? ¿Hay algo que está impidiendo obedecerle? ¿Qué aspectos de la vida de Abraham tenemos que tener presentes para bendecir a todas las familias de la tierra? Carlos Scott

martes, 4 de febrero de 2020

EXAMEN DE NUESTRA PROFUNDIDAD

EXAMEN DE NUESTRA PROFUNDIDAD "Su fe y sus obras actuaban conjuntamente,...", Stg. 2:22 Cuando somos probados estamos como expuestos a la intemperie, a lo provisional, a la dificultad e incomodidad, pero es ahí donde debemos recordar la esperanza que tenía Abraham que bien puede ser la nuestra. Él se fiaba de una palabra que le había dado Dios: “Tu descendencia se establecerá por medio de Isaac”, Gn 21:12. Lo que te prometí se cumplirá. En la prueba, lo esencial e indispensable se reduce a un encuentro con Dios. Él nos libera de la aridez, nos salva de la esterilidad y nosotros podemos volver a la vida porque su presencia es lo único necesario. El desierto de las circunstancias adversas se convierte así en la prueba de la fidelidad y es el examen de nuestra profundidad. Dios estaba buscando a un hombre obediente, lleno de justicia, de fe, santidad, que obedeciera sin dudar. Abraham no era guiado por su inteligencia, sino guiado por la voluntad de Dios y el texto de hebreos nos dice: “consideraba que Dios tiene poder hasta para resucitar a los muertos, y así, en sentido figurado, recobró a Isaac de entre los muertos”. Dios probó a Abraham, pero esto lo debemos diferenciar de las tentaciones del pecado. Cuando soy tentado a pecar es algo que no viene de Dios. Dios no tienta a nadie. Nuestra propia naturaleza pecaminosa la debo confrontar con la nueva naturaleza que me da Dios. Él está interesado en nuestras vidas y quiere ver como reaccionamos. Cuando nos toman un test deseamos salir aprobados. Abraham tuvo que pasar por diferentes pruebas. Primero fue su llamado: “Vete a la tierra que te mostrare”, Gn 12:1-3. En segundo lugar, separarse de Lot que fue su compañero de fe, Gn 13:1-18 y en tercer lugar, rendir sus propios planes a Dios confiando que también Ismael sería bendecido, Gn 21:8-20. Ahora Dios le pide al hijo de la promesa, al amor de su corazón y su gozo. Dios viene a probarnos para ver que hay en nuestro corazón. Abraham se encontró en ese momento con la prueba de tres días de viaje llevando a Isaac al lugar del sacrificio. Se encuentra con el silencio de Dios, las oraciones no son contestadas y solo puede caminar en fe, sin entenderlo todo, pero sabiendo que Dios está presente. ¿Cómo reaccionamos cuando estamos en medio de una prueba? ¿Cuáles son nuestros sentimientos? ¿Qué deberíamos tener en cuenta? Carlos Scott

lunes, 3 de febrero de 2020

LA PRUEBA DEL CAMINO

LA PRUEBA DEL CAMINO “Abraham había recibido las promesas y fue puesto a prueba”, He 11:17-18 Hubo un momento en la vida de Abraham donde fue probado. Debía ofrecer al hijo de la promesa. El texto de la palabra de Dios dice: “ofreció a Isaac, su hijo único”. La vida es un examen, una prueba, un test donde Dios prueba nuestra obediencia, carácter, compromiso y fidelidad. En medio de la prueba, Dios está interesado en moldear nuestro carácter, pero es difícil ver el propósito de Dios cuando nos encontramos en un túnel interminable sin luz alguna. Es ahí donde necesitamos coraje ante esperas desgarradoras. El carácter se desarrolla a través de la prueba y cuando salimos aprobados somos más fuertes. La prueba muestra quienes somos y hacia donde nos inclinamos en la debilidad. Es ahí cuando necesitamos lucidez y relámpagos de esperanza para ver quiénes somos y confrontarnos con la luz de nuestro Dios. Diferentes áreas de nuestra vida son puestas a prueba. Tarde o temprano somos probados y esto puede suceder cuando las oraciones no son contestadas, cuando las circunstancias son adversas, cuando no vemos cumplidos los sueños que tuvimos. Cuando somos probados algunas veces, la vida parece un desierto. En el desierto hay precariedad, silencio, soledad y todo esta reducido a lo esencial, lo que es indispensable. La soledad más espantosa se puede romper con una presencia y la angustia más cruel se puede transformar en bendición. Dios es todo lo que necesitamos y se puede manifestar para liberarnos del egoísmo y la vanidad. La aridez del desierto puede llevarnos a buscar la verdadera vida, porque el silencio puede convertirse en mensaje y la soledad en comunión. Dios nos llama a ser una tierra fecunda que pueda florecer. ¿Has pasado por alguna prueba? ¿Como solemos reaccionar cuando las oraciones no son contestadas o las circunstancias son adversas? ¿Como solemos buscar y experimentar la presencia de Dios en nuestra propia vida? Carlos Scott

domingo, 2 de febrero de 2020

SEGUIDORES DEL CAMINO

SEGUIDORES DEL CAMINO, Hch 9:1-2 “Dios le ordenó a Abraham: Toma a tu hijo, el único que tienes y al que tanto amas, y ve a la región de Moria. Una vez allí, ofrécelo como holocausto en el monte que yo te indicaré”, Gn 22:2 En el camino nos encontramos con la noche. No podemos saltar por encima de la noche y es ahí donde muchas veces somos puestos a prueba. “Dios puso a prueba la fe de Abraham pidiéndole que sacrificara a Isaac, su único hijo”, Gn 22:2. Es noche para tantas personas, y dan ganas de saltar por encima de las tinieblas para dejarnos penetrar por la luz. Es querer llegar a ese final alegre “No pongas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas ningún daño…Te bendeciré… y todas las naciones del mundo serán bendecidas por medio de tu descendencia”, Gn 22:12-18. En el camino nos encontramos con la seriedad de la fe y la obediencia como prueba determinante de la misma. Abraham camina durante tres días, hay determinación de llegar al fondo de la cuestión. No es fácil, parece un Dios incomprensible e imposible, un Dios que se contradice. Parece que reniega de la promesa y toma para sí el fruto de esa promesa. Le invito a Abraham a romper el hilo con el pasado y ahora lo invita a romper el hilo con lo porvenir. Dios abre una carretera y corta el camino. ¿Difícil o simple? Alessandro Pronzato dice: “…es necesario pasar a través de la noche, explorarla hasta el fondo. También la noche contiene indicios de luz” ¿Cómo está tu camino? ¿Qué indicios de luz encontras? Carlos Scott

sábado, 1 de febrero de 2020

LA ESPIRITUALIDAD DEL CAMINO

LA ESPIRITUALIDAD DEL CAMINO. «Le creyó Abraham a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia», y fue llamado amigo de Dios”, Stg 2:23. “Por la fe se radicó como extranjero en la tierra prometida, y habitó en tiendas de campaña con Isaac y Jacob…”, He 11:8-9. Cuando hablamos de la espiritualidad del camino estamos hablando de Creer. Hablamos del riesgo y la aventura. Abraham le creyó a Dios y el Señor lo reconoció a él como justo, Gn 15:6. Pero creer es más que un estado adquirido, denuncia una voluntad de progresar, una obstinación por buscar, una tensión hacia horizontes siempre nuevos y sorprendentes. Es el deseo por lo que está más allá y que todavía no hemos descubierto. Estar en el camino también implica aprender a caminar junto a otros. Creer y seguir caminando no sugiere la idea de una meta alcanzada, sino de un camino que hay que inventar. No tenemos todas las respuestas ante los problemas del camino y el futuro. Estar en al camino y habitar en tiendas de campaña sugiere la idea de éxodo. No es instalación, estructura, sino viaje, itinerario, movimiento. El camino se desarrolla fuera de la vivienda, hay éxodo y recorrido. El camino a seguir plantea preguntas: ¿Dónde está?, ¿Dónde podemos encontrarlo?, pero la más desafiante es ¿Dónde nos lleva? Jesucristo se define como “Yo soy el Camino”, Jn 14:6. Somos llamados a movernos con El y caminar implica desplazarnos. Jesús nos espera en otra parte. ¿Cuál es tu camino? ¿Donde te lleva? ¿Que futuro imaginas? Carlos Scott

viernes, 31 de enero de 2020

¡NO TE LIMITES!.

¡NO TE LIMITES!. “Ensancha el espacio de tu carpa, y despliega las cortinas de tu morada. ¡No te limites! Alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas. Porque a derecha y a izquierda te extenderás…”, Is 54:2-3. Se nos alienta a tener una teología práctica y se nos habla de ensanchar la carpa, reforzar las estacas y extendernos porque Dios no quiere que nadie perezca, sino que todos se arrepientan, 2 P 3:9b. La misión la tendremos que entender enfáticamente como “bendición a todas las etnias” El camino lo encontraremos fuera de la carpa y la casa. Hay éxodo, peregrinación y recorrido, He 11:13-16. Se nos alienta a no perder la confianza, a seguir perseverando porque “mi justo vivirá por la Fe y si se vuelve atrás no será de mi agrado” He 10:35-39 La Fe es aventura y riesgo porque se nos llama a creer. Es fiarse y confiar en otra persona que conoce el camino. “Creer quiere decir simplemente que otro conoce el camino y sabe dónde esperarnos”. Jesús no entrega un manual con una solución ante cada circunstancia de la vida. Hay que caminar, aceptar el riesgo, el futuro, la esperanza, el sueño y habitar en tiendas. No debemos retrasarnos cuando hablamos de la misión. “El riesgo fundamental es siempre el de los pasos, no el de las discusiones” Dios mueve a su pueblo de un lado a otro porque quiere que su Reino se extienda, Hch 11:19-21. La misión es de todos lados a todas partes. Tenemos como desafío un camino que hay que descubrir. Es tener un espíritu nómada que va en contra de la mentalidad de gueto. El Reino de Dios quiere alcanzar territorios inexplorados por lo tanto Dios nos espera en otra parte. ¿Cómo es tu experiencia en el camino? ¿Cómo podemos iluminar nuestro camino? Carlos Scott

miércoles, 29 de enero de 2020

SALIR SIN SABER DONDE IR

SALIR SIN SABER DONDE IR Salir sin saber dónde ir fue la experiencia de Abraham. “Por la fe Abraham, cuando fue llamado para ir a un lugar que más tarde recibiría como herencia, obedeció y salió sin saber dónde iba… y habito en tiendas de campaña” He 11:8-9 Se trata de una Fe difícil porque Dios muchas veces nos sacude, nos moviliza, hay que partir y no conocemos el camino. Es una Fe difícil porque debemos considerar fiel al que nos ha hecho la promesa, He 11:11 y es una Fe difícil porque Dios nos pone a prueba, He 11:17-19. No se trata de una Fe fácil. La Fe barata o fácil es cuando nos quedamos con una teología que no incomoda, que esta domesticada y es complaciente. La Fe cara y difícil se coloca en una posición de riesgo. En este viaje la seguridad no cuenta. Es habitar en carpas de campaña y no podemos conciliar la Fe con el confort del viaje y la organización previa. Hay que ponerse a caminar, mover la carpa y estar en contacto con otras personas. Implica que no hemos llegado a nuestro destino final y que no somos propietarios de algún lugar en especial. Estamos en progreso y hay que avanzar. Es buscar un nuevo horizonte y llevar el mensaje del evangelio que transforma toda la existencia humana. Es una Fe peligrosa porque te expone a la intemperie. Se aprende a vivir entre dificultades, demoras e incomodidad. Tampoco hay rebaja en el costo del billete. El seguimiento a Jesús implica elecciones y decisiones personales, coraje, sufrimientos, esperas. Esto es lo que le ocurrió a Abraham. Camina hacia la tierra prometida, la recorre, se encuentra ahí en situación de extranjero, vive bajo tiendas y cada día tiene que partir. Solo se puede fiar de una voz, palabra y promesa. No puede ser guiado por su inteligencia, sentimiento e intuición. ¿Cómo esta nuestra fe? ¿Estamos dispuestos a partir? Carlos Scott

martes, 28 de enero de 2020

¡Levanta la mirada!

¡Levanta la mirada!, Gn 12:1-3, 13:1-18, 22:18 Dios le habla a Abraham y le dice: “Vete a la tierra que te mostrare”, Gn 12:1. “Mira hacia el cielo y cuenta las estrellas…así será tu descendencia”, Gn 15:5-6. “Dios quiere que levantes tu mirada”. Una de las claves en nuestro caminar con el Señor consiste en “levantar la mirada”. Abraham tenía que levantar su mirada, salir de donde estaba y más adelante separarse de Lot. Abraham buscaba la paz. Levantar la mirada implica que hay algo más grande que Dios quiere hacer. “Te daré todo lo que abarque tu mirada”. Se nos está llamando a tener una visión amplia. Es necesario levantar la mirada. Sin visión el pueblo perece y perecemos. La vida está llena de contingencias que nos pueden llevar algunas veces a no entender el propósito de nuestra existencia. Pero esto, no esta en el corazón de nuestro Dios que nos busca, nos habla y desafía a tomar lo que nos ha preparado. Una visión del Reino de Dios y el cielo renueva nuestra vida, Ap. 7:9-10. Las circunstancias de Abraham, sus limitaciones, debilidades y edad avanzada no tenían que ser un obstáculo para creer. Nuestro nombre personal, iglesia o denominación no debe estar atada a determinadas limitaciones, sino a la visión de Dios. Es necesario salir de donde nos encontramos cuando nuestra manera de pensar o actitud no permite progresar. Debemos tomar todo lo bueno que Dios nos quiere dar y hacer lo que nos pide: “Abraham tenía que recorrer la tierra”. Mirar por nuestra nación, la gente que nos rodea y mirar por todos los pueblos es un comienzo que nos debe llevar a entender la existencia del Pueblo de Dios. Te voy a bendecir y serás de bendición a todas las familias de la tierra. Se nos llama a confiar y a creer en todo lo que vendrá después. Su palabra es “bendición” y este es el claro propósito de Dios. ¡Levanta tu mirada! porque la única información es la señal de partida. Carlos Scott

Y siempre que oren a Dios, dejen que los dirija el Espíritu Santo.

“No se olviden de orar. Y siempre que oren a Dios, dejen que los dirija el Espíritu Santo. Manténganse en estado de alerta, y no se den por vencidos. En sus oraciones, pidan siempre por todos los que forman parte del pueblo de Dios”. Efesios 6:18 TLA “Debemos ser hombres de Dios y, para decirlo más sencillamente, hombres de Oración con el suficiente valor para arrojarnos en ese misterio de silencio que se llama Dios sin recibir aparentemente otra respuesta que la fuerza de seguir creyendo, esperando, amando y, por tanto, ORANDO. Karl Rahner -Con Jesús en la Oración. ¡Qué vastas son las posibilidades de la oración! ¡Cuán amplio es su alcance! ¡Qué grandes cosas se logran con este medio de gracia divinamente designado! Pone su mano sobre Dios Todopoderoso y lo mueve a hacer lo que de otro modo no haría si no se ofreciera la oración. Hace que pasen cosas que de otro modo nunca ocurrirían. E.M.Bounds

jueves, 23 de enero de 2020

Caminar con Dios

CAMINAR CON DIOS Y caminó Enoc con Dios. (Génesis 5:22) El capítulo cinco de Génesis es, seamos honestos, uno de esos pasajes aburridos que de tanto en tanto aparecen en las Escrituras. Genealogías donde nombre tras nombre se van sucediendo sin ningún interés aparente. Padre de, hijo de, hermano de, engrendró a, vivió tantos años, etc., etc. Pero, si uno lee bien, de vez en cuando se encuentra un diamante entre tanta piedra. Es el caso de Enoc. En los tiempos cuando se escribió el Antiguo Testamento no existía, como ahora, las herramientas para resaltar cuando algo en el texto era importante. No había cursiva, negrita, mayúsculas, ni mucho menos subrayados de colorines. ¿A qué recurrían los escritores? A repetir varias veces una misma idea; de ese modo se intentaba transmitir al lector que aquello que se decía era realmente importante. De Enoc, de quien sabemos bien poco, se nos repite que anduvo con Dios. En la forma bíblica de expresarse eso significa que el patriarca tenía perfectamente integrado al Señor en su cotidianidad. Vamos, que Enoc no entendía ni vivía algo tan popular hoy en día como es la separación entre lo sagrado -lo que hacemos en la iglesia o fuera de ella con un contenido religioso- y lo secular -el resto puro y duro de la vida-. Enoc entendía la vida como un 24/7 en la presencia del Señor, lo cual convertía en sagradas todas las dimensiones de su vida, desde que se levantaba hasta que se acostaba, porque de forma constante caminaba con el Señor. La espiritualidad no tiene nada que ver con actividades, lugares, días o personas sagradas. Eso es religiosidad. La espiritualidad tiene que ver con la intimidad diaria con el Señor. Tiene que ver con caminar día a día, momento a momento con Él y en su presencia. Algo, que como no puede ser de otra manera, determina nuestros pensamientos, motivaciones, conductas, vivencias. Se puede ser religioso y no ser espiritual. Pero es imposible que una espiritualidad sana, fruto del caminar con el Señor, no produzca una religiosidad saludable. Y camino [tu nombre aquí] ¿Podría decirse eso de ti? Felix Ortiz Fernández

miércoles, 22 de enero de 2020

Jaunaren Grazia (Bideoklipa). Canción cristiana "Jaunaren Grazia"/ "Sublime Gracia" en euskara y adaptada a la música vasca.



Canción cristiana "Jaunaren Grazia"/ "Sublime Gracia" en euskara y adaptada a la música vasca.
Un nuevo material en euskara para adorar al Señor y testificar al pueblo euskaldun. Aintza Jaunari! Gloria a DIOS.  EQUIPO DE KALE ARGIA - Pais Vasco 

Christian song "Jaunaren Grazia" / "Sublime Gracia" in Basque and adapted to Basque music. A new material in Euskara to worship the Lord and testify to the Basque people. Aintza Jaunari! Glory to God.  KALE ARGIA TEAM - Basque Country

IF YOU WANT TO COLLABORATE WITH VIDEO PRODUCTION AND THE MINISTRY IN THE BASQUE COUNTRY, YOU CAN DO IT THROUGH THE NEW ACCOUNT OF THE KALE ARGIA ASSOCIATION:

CaixaBank
ES02 2100 3815 0102 0019 2439
BIC (Swift) for transfers from abroad: CAIXESBBXXX
Eskerrik asko / Thank you very much 

Si usted quiere colaborar económicamente con la producción de videos y el ministerio de KALE ARGIA desde Argentina lo puede hacer en: Banco Francés -Caja de ahorro en pesos N° de cta: 114-319551/4 Alicia Norma Sosa - CBU: 0170114840000031955146  

MATAR AL HERMANO

MATAR AL HERMANO Caín atacó a su hermano y lo mató (Génesis 4: 8) Un abyecto crimen. Cometido con premeditación y alevosía. Caín era plenamente consciente de lo que hacía. Con él se inaugura el cainismo, la costumbre de eliminar al hermano que nos molesta. Es un deporte muy practicado, lamentablemente, entre los seguidores de Jesús. No hace falta eliminar físicamente al otro, se le puede "matar" de muchas y muy creativas maneras. Podemos hacerlo por acción o por omisión. Abiertamente o calladamente -las más de las veces-. De hecho, podríamos afirmar que matamos al hermano cada vez que no lo edificamos, divulgamos mentiras acerca de él, nos hacemos ecos de comentarios que no confrontamos y contribuimos a que circulen. Cada crítica, cada comentario, cada media verdad, cada silencio cómplice es, ni más ni menos que una cuchillada que asesina la hermano. Si te parece exagerado mi comentario te remito a las palabras del apóstol Juan en su primera carta: En esto se distinguen los hijos de Dios de los hijos del diablo: quien no practica el bien ni ama al hermano, no es hijo de Dios. Hijo del diablo es aquel que mata al hermano aunque sea poco a poco, crítica a crítica, comentario a comentario. Más adelante, Juan continúa diciendo: Sabemos que por amar a nuestros hermanos hemos pasado de la muerte a la vida, mientras que quien no ama sigue muerto. Odiar al hermano es como darle muerte, y debéis saber que ningún asesino tiene dentro de sí vida eterna. Juan es bastante taxativo, desde el punto de vista bíblico hay mucho criminal por ahí suelto. La Palabra me confronta a mí mismo preguntándome si yo también voy por el mundo asesinando hermanos. ¿Y tú? Felix Ortiz Fernández

miércoles, 1 de enero de 2020

Dios conoce el futuro y avanzamos con seguridad

Pensando en el año nuevo Solo Dios conoce el futuro y lo que es más importante, es el Señor del futuro. En la fe cristiana hay una verdad fundamental que permite a los creyentes avanzar hacia el futuro con seguridad: la providencia. El Dios de la Biblia está por encima de toda realidad, abarcando su visión y abrazando en su poder nuestro pasado, presente y futuro. Dios no compra calendarios, no mantiene horarios en un teléfono inteligente, no desarrolla gráficos de proyectos. Nunca se sorprende de lo que sucede, pero alternativamente está complacido y disgustado por lo que sucede. Dios nos habla de un buen futuro, apuntándonos hacia una meta de vida que ningún ser humano habría concebido. El buen camino siempre son pasos en la dirección del buen fin. -Una oración por el año nuevo Señor Dios, mientras pienso en este año 2020, tengo esperanza, pero admito que también tengo algunos temores. Estoy llevando al nuevo año algunos problemas del año pasado. También sé que siempre es posible que sucedan cosas inesperadas. Y así me entrego a tu misericordia, querido Dios. Me refugio en ti. Me alegra poder confiarte este año y entregarme a tu misericordia. Purifica mi corazón, oh Señor. Enséñame tus caminos. Ayúdame a tomar decisiones buenas, correctas y saludables. También te confío a mis seres queridos. Necesitan tu cuidado. Por favor protégelos y guíalos. Y, querido Dios, oramos por la paz en nuestro mundo atribulado. Te pedimos que juzgues lo que es malo y que protejas a los inocentes. Nos consolamos con tus palabras: "He aquí, estoy haciendo nuevas todas las cosas", Apocalípsis 21: 5. Haz mi vida nueva otra vez. En el Nombre de Cristo, Amén



martes, 31 de diciembre de 2019

Buscando lo mejor para el 2020

Buscando lo mejor para el 2020 *La Bendición de Dios para la Familia: “El Señor te bendiga y te guarde; el Señor te mire con agrado y te extienda su amor; el Señor te muestre su favor y te conceda la paz”. Números 6:22-26 *Un año donde damos gracias al Señor: "Aclamen alegres al Señor, habitantes de toda la tierra; adoren al Señor con regocijo... Porque el Señor es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre." Salmo 100 *Servir a Dios de todas las formas posibles: "Proclamen su gloria entre las naciones, sus maravillas entre todos los pueblos." Salmos 96:3 *Un Futuro de Esperanza: “Pero surgirá uno para pastorearlos con el poder del Señor, con la majestad del nombre del Señor su Dios. Vivirán seguros, porque él dominará hasta los confines de la tierra. ¡El traerá la paz! Miqueas 5:4 *Un Futuro de Fe: "El que estaba sentado en el trono dijo: «¡Yo hago nuevas todas las cosas!» Y añadió: «Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza». Apocalipsis 21:5 *Un Futuro dando Amor “El amor nunca deja de ser" 1 Corintios 13:8 Nunca falla. Seguir dando amor *Una Nueva Creación “Presten atención, que estoy por crear un cielo nuevo y una tierra nueva. No volverán a mencionarse las cosas pasadas, ni se traerán a la memoria. Alégrense más bien, y regocíjense por siempre, por lo que estoy a punto de crear” Isaías 65:17-18 Feliz Año 2020!!! Carlos y Alicia Scott https://misionglocal.blogspot.com/


sábado, 28 de diciembre de 2019

Día de los Santos Inocentes - 28 de Diciembre

Día de los Santos Inocentes - 28 de Diciembre - Herodes anda suelto y “ha montado en cólera”. Pasaje de los “santos inocentes” (Mt 2:13-18). "Cuando ya se habían ido, un ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto. Quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo». Así que se levantó cuando todavía era de noche, tomó al niño y a su madre, y partió para Egipto, donde permaneció hasta la muerte de Herodes. De este modo se cumplió lo que el Señor había dicho por medio del profeta: «De Egipto llamé a mi hijo». Cuando Herodes se dio cuenta de que los sabios se habían burlado de él, se enfureció y mandó matar a todos los niños menores de dos años en Belén y en sus alrededores, de acuerdo con el tiempo que había averiguado de los sabios. Entonces se cumplió lo dicho por el profeta Jeremías: «Se oye un grito en Ramá, llanto y gran lamentación; es Raquel, que llora por sus hijos y no quiere ser consolada; ¡sus hijos ya no existen!» El comienzo es un niño, un nacimiento humilde en un establo terrenal. Pero el final ... es un reino. Jesús vino a establecer el reino de Dios, a abrir los ojos de la gente al poder de Dios, a convertirlo en la realidad central de sus vidas. "Su reino nunca terminará". Herodes “ha montado en cólera”, quien buscó proteger su reino tratando de eliminar a cualquier rival potencial para su trono. Lo que Herodes no entendió fue que al matar a todos los bebés varones en Belén, no estaba protegiendo su reino, sino mostrando su debilidad y temor. El reino de Cristo es diferente; no acabará nunca. No hay rival para su autoridad. Defendamos la vida de los niños. Martin Luther King Jr. expreso: "La cobardía hace la pregunta: ¿Es seguro? La conveniencia hace la pregunta: ¿Es político? La vanidad hace la pregunta: ¿Es popular? Pero la conciencia hace la pregunta: ¿Es correcto? Y llega un momento cuando uno debe tomar una decisión que no es ni segura, ni política, ni popular, pero la debe tomar porque es correcta." Defendamos la vida de TODO niño. El verdadero Rey a llegado. Los sabios del este lo sabían, así que vinieron a presentar regalos. El rey Herodes lo sabía, y por eso ordenó que mataran a todos los niños en Belén. Es la batalla de Belén, el comienzo de una guerra en la que el Rey de Reyes tiene la intención de recuperar el territorio que le perteneció todo el tiempo, y de llevar a personas como nosotros a un nuevo reino benévolo. “¡Levanta la voz por los que no tienen voz! ¡Defiende los derechos de los desposeídos! ¡Levanta la voz, y hazles justicia! ¡Defiende a los pobres y necesitados!”, Pr 31.8-9. En este día de los santos inocentes ¡Levanta la voz, y hazles justicia! defendiendo la vida de todos los niños incluyendo al niño por nacer."Venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo". Jesucristo es el Señor.